Tardes de Kaffeina en la Cumbre Latinoamericana del Café 2017

Sunday, 20 August 2017 16:26 Written by Janice López

La edición de este año de la Cumbre Latinoamericana del Café se llevó a cabo los días 3, 4 y 5 de agosto en el Centro Expositor de la ciudad de Puebla, y con ella, llegaron múltiples sorpresas.

Desde el primer día de la cumbre, el jueves 3 de agosto, nos encontramos con una gran cantidad de asistentes al evento que, al ser la inauguración, contó con la presencia del gobernador de Puebla, el licenciado José Antonio Gali Fayad.

Tras la ceremonia de inicio se dio comienzo al evento y con ello a las conferencias, los talles y el resto de las actividades.

Al entrar al centro de convenciones lo primero que te recibía era el delicioso aroma del café en todas sus presentaciones. Además, podías encontrar un gran número de stands en los que cada uno te proporcionaba una gran variedad de productos, por supuesto, todos relacionados con el café; desde una exposición de fotografías y pinturas hasta food trucks.

En algunos de los stands vendían bolsas de café, plantas de café, joyería hecha con los granos de café, pero no era lo único. También había peluches, artesanías, comida y productos poblanos.

En cuanto a los talleres, todos los días cambiaban y se enfocaban en distintos temas, por ejemplo: arte latte, como conseguir microcréditos, moler café, entre otros; perfectos para baristas o para aquellos que solo somos amantes del café.


 

Otro gran acierto de la cumbre fueron las conferencias, las cuales comenzaban desde las 11 de la mañana hasta las 5 o 6 de la tarde aproximadamente. Todos los paneles estaban vinculados con la IWCA (International Women´s Coffee Alliance) una asociación encargada de ayudar a las mujeres de comunidades dedicadas a la industria cafetalera, apoyándolas para empoderarlas y avanzar. Por esta razón todas las pláticas estaban enfocadas a fomentar esta causa, y en su mayoría, fueron impartidas por mujeres.

 

Por último, pero no menos importante, el área trasera del centro expositor estuvo dedicada en su totalidad a los ya famosos food trucks, en los que podías escoger entre: tacos, hamburguesas, pizzas, chapatas y helados (porque nunca perdonamos el postre).

 

Igualmente, los días viernes y sábado continuaron las conferencias y los talleres con distintos temas y expositores, pero todos manteniendo la misma línea de partida que era el café. La única diferencia perceptible fue la cantidad de personas que conforme avanzaban los días aumentaba considerablemente, siendo el sábado el último y más concurrido día.

 

La cumbre fue todo un éxito, estuvo muy bien planeada y los tres días fueron perfectos para pasear y disfrutar en familia, o solo; para los amantes del café y para los que no lo son tanto, incluso para los conocedores del café y para los que no saben mucho sobre el tema, todos podían pasar un día increíble y salir con nuevos conocimientos, y eso sí, impregnados por el sabor y el aroma de un rico café.



 

 

Print