You are here:

101 años, Julio Cortázar.

 

Un día como hoy pero de 1914 nace Julio Florencio Cortázar, aclamado por su exquisita narrativa que lo destaca hasta el día de hoy; es su poesía, y su original estilo que pone nuestros sentidos a flor de piel, además de ser uno de los escritores más influyentes del siglo XX.

El día de hoy se conmemora 101 años del nacimiento del autor de obras como “62 Modelo para armar”, “Historias de Cronopios y de Famas”, “Bestiario” y “Rayuela”, fue esta última la que atrajo miles de lectores, fascinados por una nueva forma de lectura, que nos presenta Cortázar en su obra maestra.

Pero no hay mejor manera de honrar a un escritor que disfrutando sus obras, por eso, aquí te dejamos un par de poemas y te invitamos a conocer más sobre él.

 

 

Bolero

Qué vanidad imaginar

que puedo darte todo, el amor y la dicha,

itinerarios, música, juguetes.

Es cierto que es así:

todo lo mío te lo doy, es cierto,

pero todo lo mío no te basta

como a mí no me basta que me des

todo lo tuyo.

Por eso no seremos nunca

la pareja perfecta, la tarjeta postal,

si no somos capaces de aceptar

que sólo en la aritmética

el dos nace del uno más el uno.

Por ahí un papelito

que solamente dice:

Siempre fuiste mi espejo,

quiero decir que para verme tenía que mirarte.

Y este fragmento:

La lenta máquina del desamor

los engranajes del reflujo

los cuerpos que abandonan las almohadas

las sábanas los besos

y de pie ante el espejo interrogándose

cada uno a sí mismo

ya no mirándose entre ellos

ya no desnudos para el otro

ya no te amo,

mi amor.

 

 

Nocturno

Tengo esta noche las manos negras, el corazón sudado

como después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.

Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,

no sé si me querían, y si esperaban verme.

En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,

una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.

Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,

yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.

Mi mujer sube y baja una pequeña escalera

como un capitán de navío que desconfía de las estrellas.

Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.

Afuera parece como si multitudes de caballos se acercaran

a la ventana que tengo a mi espalda.

Print PDF

Copyright © viveradio 2017

Template by Joomla Themes & Projektowanie stron internetowych.